Strona główna Kultura i zwyczaje A2-B1 – Sofía Casanova y Poznań

    A2-B1 – Sofía Casanova y Poznań

    149
    0

    ¿Qué puede unir a una mujer gallega, nacida en el año 1861 y la ciudad polaca de Poznań?

    Pues mucho más de lo que podemos pensar. Sofía Guadalupe Pérez Casanova de Lutosławski fue una periodista y corresponsal de guerra en el extranjero, además de novelista y poeta. Nació el 30 de septiembre en Almeiras, La Coruña (Comunidad autónoma de Galicia). Fue desde muy temprana edad muy admirada por la Sociedad de aquella época y conocida por su carácter filantrópico.

    Trabajó como corresponsal de guerra para el periódico ABC y otros en Rusia y Polonia, donde escribía sobre los desastres de la Primera Guerra Mundial, la formación del Partido Bolchevique y la persecución de los judíos de Varsovia a manos de los nazis. Además escribió para Gazeta Polska y New York Times.

    Escribió varias novelas como La mujer española en el extranjero (Madrid, 1910), De la Revolución rusa (Madrid, 1918) y El martirio de Polonia (Madrid, 1918). Las crónicas creadas en Polonia y Rusia se reunieron en un libro llamado De la guerra (1916).

    Aunque no solo fue escritora, sino también traductora de polaco-español y tradujo a escritores polacos tan famosos como Sienkiewicz o Kowalewska. Al mismo tiempo, sus obras fueron traducidas al polaco, holandés, francés y otros idiomas. Dominaba cinco idiomas: polaco, ruso, inglés, francés e italiano.

    Gracias a sus viajes pudo conocer a personalidades tan importantes como Maria Skłodowska-Curie y Tolstoi.

    Conoció a su marido, el filósofo, profesor y diplomático polaco Wincenty Lutosławski, en España y se casaron en el año 1887 en la iglesia de San Marcos para más tarde trasladarse a Drozdowo (norte de Polonia). Fruto de ese matrimonio tuvieron cuatro hijas: María, Izabela, Yadwiga y Halina.

    Poco a poco y debido a los continuos viajes de Sofía y Wincenty, la pareja se distanció. Las malas lenguas comentan que realmente Wincenty repudió a Sofía por no haberle dado un hijo varón que mantuviera su apellido. Otros dicen que Wincenty era simplemente un mujeriego. Finalmente, en 1905 se separaron definitivamente.

    Sofía volvió a España con sus hijos y allí empezó a escribir poesía, siendo su primera obra Princesa del amor hermoso (1909).

    Con frecuencia viajaba a Polonia y en uno de sus viajes estalló la Primera Guerra Mundial, con lo cual se mudó a Varsovia y se hizo enfermera para ayudar a los heridos. Trabajó y vivió allí con sus hijas hasta que los alemanes la obligaron a dejar Varsovia, por lo que huyó a San Petersburgo.

    Cuando en 1918 Polonia logró finalmente la independencia, Sofía volvió para tiempo después regresar a España.

    Sofía Casanova fue testigo de la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial y escribió sobre ambos sucesos.

    En el año 1952 fue nombrada académica de honor por la Real Academia Gallega y estuvo entre los candidatos al Premio Nobel de Literatura.

    Ya anciana y medio ciega, se trasladó a vivir de nuevo a Polonia, concretamente a Poznań y allí pasó sus últimos años junto a sus hijas. Murió el 16 de enero de 1958, a la edad de 96 años y sus restos descansan en el Cementerio de Święty Jan Vianney de Poznań.

     

    Nota de María Elisa Peña:

    A principios de septiembre vino a visitarme mi padre a Poznań y fuimos al cementerio de Święty Jan Vianney para buscar la tumba de Sofía Casanova. Mi padre es un admirador suyo. Estuvimos buscándola durante una hora en el lugar donde indicaba el mapa que estaba, pero no encontramos nada. ¿Sigue allí enterrada Casanova, o habrán repatriado sus restos a su ciudad natal?